Descripción del Servicio

Mantener un automóvil en buenas condiciones es indispensable para la seguridad vial. Hay ocasiones en las que no ponemos atención a la amortiguación de nuestros vehículos, un factor sumamente importante, ya que su función es mantener las ruedas del vehículo pegadas a la calzada para estabilizarlo.

Por lo general, el desgaste del sistema de suspensión se da por el envejecimiento progresivo de la amortiguación del automóvil provocando que el fluido pase rápidamente de una cámara a otra, el muelle bota y rebota haciendo que el vehículo tenga dificultades para mantenerse en contacto firme con la vía.

Al darse este desgaste progresivo, el conductor tiende a familiarizarse con el nuevo funcionamiento de su sistema de suspensión y no percibe que algo anda mal con su vehículo. Existen diferentes elementos que provocan el desgaste prematuro del amortiguador: circular por vías en mal estado, pasar un bordo a alta velocidad o ir por una calle llena de baches sin aminorar la velocidad.

Nunca use amortiguadores en mal estado, ya que está comprobado que un amortiguador desgastado aumenta la distancia de frenado hasta en un 23% más. Un amortiguador desgastado puede ocasionar durante el frenado que la parte delantera del automóvil se incline al frenar, provocando que la parte trasera del vehículo se levante impidiendo que los neumáticos tengan un buen contacto sobre el pavimento.

Es altamente recomendable inspeccionar los amortiguadores de tu automóvil cada 20,000 kms.

¿Porqué realizar tu servicio con nosotros?

  • Contamos con personal altamente calificado
  • Más de 30 años de experiencia
  • Utilizamos tecnología Hunter, el mejor equipo a nivel mundial
  • Te garantizamos 60 días, a partir de la fecha de compra, la mano de obra empleada para la reparación de tu vehículo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER Y

RECIBE PROMOCIONES Y DESCUENTOS ESPECIALES

Solicita tu presupuesto

Llena el siguiente formulario y obtén el mejor precio en tu próxima compra.